¿Cómo enseñar a un niño a ir al baño?

¿Cuándo enseñar a un niño a usar el baño?
La formación sanitaria para usar al baño por lo general comienza alrededor de los 18 a 24 meses, cuando los niños son físicamente capaces de controlar su vejiga y los intestinos. Sin embargo, algunos niños comienzan a aprender a usar el baño más temprano o más tarde de lo normal. A los tres años, el 90% de los niños puede permanecer seco la mayoría de los días. Sin embargo, a la mayoría de los niños les ocurre un “accidente” de vez en cuando, sobre todo si se molestan, se excitan, o se distraen con algo. La clave es ser paciente con tu hijo pequeño. Un niño no debe ser obligado a usar el baño, si aún no está listo.
 
¿Cómo saber cuándo comenzar a enseñarle a ir al baño?
Los niños pequeños pueden dar algunas señales de que están listos para aprender a usar el baño. Estas señales pueden ser algunas de las siguientes:
  • Se muestran conscientes de que tienen un pañal mojado o seco.
  • Son conscientes de cuando están orinando o tienen una evacuación intestinal y pueden incluso comunicártelo mientras lo hacen.
  • Existe por lo menos un espacio de una hora entre un pañal mojado y el siguiente.
  • Usan palabras para "orina" o "pis" y "caca" o "popó".
  • Pueden seguir instrucciones simples que tú les das y pueden incluso imitarte cuando vas al baño.
Consejos para cuando los niños usan el baño
Toma en cuenta los siguientes consejos para enseñar a ir al baño que te ayudarán a que esta etapa sea más fácil tanto para ti como para tu niño pequeño:
  • Compra una bacinilla, pantis de entrenamiento, y/o un asiento especial para tu inodoro (servicio higiénico).
  • Deja la bacinilla (orinal) a la vista de tu hijo para que se acostumbre a ella y sepa para qué se usa.
  • Cuando sea posible, deja que tu hijo te vea ir al baño y explícale lo que estás haciendo.
  • Debes estar atenta al momento en que tu hijo tiene una evacuación intestinal. Si ocurre casi siempre a la misma hora y lo puedes predecir, déjalo sin pañales y sugiere que utilice la bacinilla. Si esto molesta a tu hijo, colócale el pañal de nuevo y vuelve a intentarlo dentro de unas semanas.
  • Siéntate junto a tu niño cuando él o ella está en la bacinilla y léele o permite que juegue con un juguete.
  • Si tu niño pequeño dice que está a punto de orinar, anímalo a usar la bacinilla.
  • Si tu hijo tiene un “accidente”, no lo hagas sentir mal, sólo límpialo con calma. De esta manera tu niño pequeño no se sentirá ansioso, y será más probable que lo haga bien la próxima vez.
  • Reconoce sus progresos con refuerzos positivos y el niño se sentirá bien consigo mismo.
  • Puedes utilizar calcomanías y stickers de premio, o estrellitas que el niño obtendrá como recompensa por cada intento exitoso.
  • Ten paciencia. Tomará tiempo y habrá retrocesos en el camino, pero después de un tiempo tu niño pequeño aprenderá a ir al baño solo y sin problemas.

La salud y el crecimiento infantil

Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto