Fortalece el sistema inmunológico de tu hijo(a) a través de la nutrición

¿Cómo apoyar el sistema inmunológico del niño pequeño?
Los primeros años de vida de un niño son importantes para el desarrollo de su sistema inmunológico. A medida que tu bebé se convierte en un niño pequeño, podrás llevarlo contigo con mayor frecuencia o a una guardería, a grupos con otros niños pequeños, para hacer nuevos amigos y jugar al aire libre, todo lo cual significa exposición a nuevas clases de gérmenes.
 
Esta exposición es saludable y ayudará a estimular el sistema inmunológico de tu niño pequeño. Como madre, puedes ayudar alimentándolo con una dieta balanceada del niño pequeño que incluya alimentos que contengan nutrientes, como hierro, vitaminas, y también prebióticos.
 
Prebióticos para niños
Los prebióticos ayudan a desarrollarse a las bacterias saludables que existen en forma natural en el estómago de tu niño pequeño. Un nivel saludable de estas bacterias beneficiosas ayuda a luchar contra las otras que son potencialmente dañinas, apoyando así al sistema inmunológico del niño pequeño. Los prebióticos los puedes encontrar en forma natural en algunos alimentos, tales como:
  • Productos lácteos fortificados con prebióticos como el yogur
  • Cebollas
  • Tomates
  • Espárragos
  • Ajo
  • Alcachofas
Algunas leches de crecimiento también contienen prebióticos y pueden complementar una alimentación balanceada.
 
Hierro
El hierro es importante para la formación de hemoglobina en los glóbulos rojos, que transportan el oxígeno a través del cuerpo. La falta de hierro también puede afectar el sistema inmunológico; los niños pequeños que no reciben suficiente hierro regularmente podrían tener una función inmunológica reducida, que a su vez podría hacerlos menos resistentes a una infección. Es sorprendente lo difícil que es asegurarse que tu niño pequeño reciba suficiente hierro en forma regular. Te indicamos a continuación cuáles son buenas fuentes de hierro:
  • Hígado
  • Carne (especialmente la carne roja)
  • Frijoles
  • Nueces y almendras
  • Frutas secas, como albaricoques o damascos secos
  • Granos integrales tales como arroz integral
  • Leches fortificadasde crecimiento
  • Cereales fortificados para el desayuno
  • Harina de soya
  • Vegetales de hoja verde, como la col rizada y berros

Para más información, puedes leer nuestro artículo sobre la importancia del hierro.

Zinc
El zinc se puede encontrar en todos los tejidos del cuerpo y tiene diversas funciones importantes. No sólo ayuda a la creación de nuevas células y enzimas necesarias para apoyar el sistema inmunológico de tu niño pequeño, sino que también ayuda al cuerpo a sanar las heridas. El zinc para los niños pequeños se encuentra en una variedad de alimentos adecuados para los niños, tales como:
  • Carne
  • Mariscos
  • Leche
  • Queso
  • Pan
  • Cereales, como el germen de trigo
Vitamina D
La vitamina D no sólo es importante para tener huesos y dientes sanos; también apoya al sistema inmunológico del niño pequeño. La mayor parte de nuestra vitamina D proviene de la luz solar sobre la piel, ya que la vitamina se forma debajo de la piel como reacción a la luz solar. Sin embargo, el sol no siempre es lo suficientemente fuerte para que esta reacción ocurra. Debido a su limitada exposición a la luz solar, y el rápido desarrollo de los huesos y los dientes, los niños pequeños necesitan obtener de su dieta suficiente vitamina D todos los días.

Las fuentes de vitamina D para los niños incluyen:
  • El pescado azul o graso (por ejemplo, el salmón, el jurel)
  • Huevos
  • Margarina fortificada
  • Cereales fortificados para el desayuno
  • Algunas leches de crecimiento
Sin embargo, debido a que muy pocos alimentos contienen una cantidad adecuada de vitamina D, se recomienda que los niños pequeños reciban suplementos de la misma.
 
Vitamina C
La vitamina C ayuda a proteger las células y mantener saludable a tu niño pequeño y la utilizan los glóbulos blancos sanguíneos para combatir las infecciones. Ayuda a la piel de tu niño pequeño a curarse después de cualquier raspón o rasguño y también ayuda a su cuerpo a absorber el hierro. La vitamina C para niños se puede encontrar en:
  • Pimientos verdes
  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Camotes
  • Naranjas
  • Kiwis
Vitamina A
La vitamina A apoya al sistema inmunológico del niño pequeño para luchar contra las infecciones porque genera respuestas de anticuerpos y apoya la función inmunológica. Ayuda a mantener la piel saludable de tu niño pequeño y los tejidos superficiales que excretan mucosidad, como la nariz y los intestinos. Tu niño puede obtener la vitamina A de los siguientes alimentos:
  • Productos lácteos como el queso, la leche y el yogur
  • Huevos
  • Pescado azul o graso (como el jurel)
  • Margarina fortificada
Si bien una dieta saludable y variada que contiene una serie de estos alimentos debe proporcionar al sistema inmunológico de tu niño pequeño lo que necesita, es difícil estar segura que tu niño pequeño está comiendo lo suficiente, sobre todo si está pasando por una fase quisquillosa o problemática.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto