Las grasas buenas para los niños

Grasas saludables para los niños pequeños
El equilibrio de energía y nutrientes necesarios para una dieta saludable para el niño pequeño es diferente que para un adulto. Al contrario del adulto, tu niño necesita comidas que sean relativamente altas en grasas saludables (“grasas buenas”) y bajas en fibra. Aunque la fibra es buena para los adultos, su exceso lo hace sentir satisfecho y por lo tanto le impide comer otros alimentos para obtener la energía y los nutrientes que necesitan tu niño pequeño.
 
Las grasas saludables en la dieta de tu niño son una fuente esencial de energía y vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, E y K), y son claves para el desarrollo saludable del cerebro y la reproducción de células. Es importante, sin embargo, estar consciente de cuáles grasas son saludables y cuáles no.
 
Grasas saludables o grasas buenas
Grasas mono insaturadas. Estas son las grasas que se encuentran en los aceites de oliva o de maní, nueces*, semillas y aguacates. Esta grasa es adecuada y saludable para tu niño pequeño.
 
Grasas polinsaturadas de omega 3. Estas son las grasas que se encuentran en el pescado graso o azul, como el salmón, el atún, las sardinas y el jurel, y algunos aceites de semillas. Las grasas omega-3 son muy beneficiosas para la salud del niño pequeño.
 
Grasas moderadas
Grasas polinsaturadas de omega-6. Provienen de aceites vegetales y de girasol y son buenas si se usan con moderación, pero no deben calentarse a altas temperaturas, pues crean grasas trans que no son buenas para la salud de tu hijo.
 
Grasas saturadas. Son esenciales para las membranas celulares saludables y la producción de hormonas; son las grasas buenas que se utilizan para cocinar, ya que no crean grasas trans cuando se calientan a temperaturas altas. A pesar que no son inadecuadas para los adultos, los expertos aconsejan que se consuman con moderación a fin de incluir en tu dieta grasas más saludables (indicadas anteriormente).
 
Grasas que no son saludables
Grasas trans. Estas grasas se encuentran en los alimentos procesados, como galletas, pasteles, papas fritas y chocolates. Este tipo de grasas se debe evitar tanto como sea posible, ya que no brindan beneficios y perjudica la salud de tu niño pequeño.
 
Productos lácteos bajos en grasa
No se recomienda la leche baja en grasa o semidescremada, yogur bajo en grasa y otros productos lácteos bajos en grasa para los niños pequeños y bebés menores de 2 años. La leche descremada no es adecuada para los niños menores de 5 años.
 
Para conocer más acerca de alimentos adecuados para tu niño pequeño, revisa nuestro artículo sobre dieta saludable para el niño pequeño.
 
* Nota sobre las Nueces: Ten en cuenta siempre que no se le debe dar nueces enteras o picadas a niños menores de 5 años, debido al riesgo de asfixia.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto