Consejos para padres para manejar a los niños mañosos con la comida

¿Por qué algunos niños pequeños se vuelven mañosos para comer? 
A partir de los 12 meses de edad, los niños desarrollan una aversión innata a los nuevos alimentos. Se llama "la respuesta neofóbica" y se piensa que es un mecanismo de supervivencia que proviene de nuestros días en la Edad de Piedra, que impedía que los niños se envenenaran con plantas de apariencia sabrosa que pudieran encontrar cuando comenzaban a explorar lejos de sus padres.
 
Entonces, ¿qué deberías darle? La respuesta es “casi de todo”, dentro de lo razonable (por ejemplo nada de huevos crudos o nueces enteras), porque lo que cuenta como "alimentación sana" para un adulto no es necesariamente lo adecuado para un niño pequeño.
 
¿Cómo alimentar a un niño pequeño mañoso para comer?
Los niños pequeños necesitan alimentos nutritivos con muchas calorías, ya que sus estómagos son pequeños y todavía tienen que crecer mucho. La grasa es esencial: los nutricionistas han descubierto que limitar la ingesta de grasas a menos del 30% del total de calorías puede reducir el crecimiento de un niño. En realidad, los únicos alimentos dañinos para los menores de dos años son la sal y el azúcar. Un niño de 1 a 3 años debe consumir no más de 2g de sal al día, y debes evitar las bebidas gaseosas azucaradas (las llamadas “colas”).
 
Estrategias para darle de comer a un niño pequeño mañoso
Sirve regularmente los alimentos que deseas que tu hijo coma, incluso si a tu hijo no le gustan en un primer momento. Si es posible come con tus hijos. Presenta de manera atractiva los alimentos para que tu hijo pueda disfrutarlos, por ejemplo, los palitos de pan tostado o el queso en cubos, y déjalo jugar con los nuevos alimentos y familiarizarse con cada uno. Si tu hijo se niega a comer un determinado alimento, retíralo, pero no le ofrezcas una alternativa. La mayoría de los niños con el tiempo prueba la comida rechazada y finalmente le gusta si se la sirves varias veces. Si a pesar de todos tus esfuerzos tienes frente a ti a un niño de dos años de edad que es mañoso, e insiste en no comer nada más que sándwiches de mermelada, no te preocupes. Como dijo una madre: "Los niños tienen un gran mecanismo de supervivencia. Ellos no se dejan morir de hambre". Lee más en nuestro artículo sobre los niños pequeños que son problemáticos o mañosos para comer.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto