Consejos para una buena alimentación

Consejos para una buena alimentación en niños pequeños
Mientras más crece tu niño pequeño, más se desarrolla su personalidad y en este momento, probablemente esté tratando de encontrar maneras de expresar su individualidad, lo cual puede hacer que la hora de comer sea muy interesante. Su participación a la hora de comer y lograr que la comida sea algo atractivo y entretenido puede ayudarte a superar cualquier problema.
 
Los niños pequeños necesitan una rutina
  • Sigue una rutina en las comidas y refrigerios. Sólo recuerda no planificar una comida inmediatamente antes de una siesta, ya que tu niño pequeño puede estar demasiado cansado para comer.
  • Además de sus tres comidas regulares, ofrécele de 2 a 3 refrigerios saludables para niños pequeños durante el día. Un pequeño sándwich, una fruta, un yogur o un trozo de queso son ideales como refrigerios.
  • Demasiadas bebidas pueden saturar a tu niño pequeño y dejar menos espacio para las comidas. En lugar de eso, dale agua entre comidas y evita que tu niño pequeño se acostumbre a llevar siempre su biberón.
  • Permite que tu niño decida cuándo está satisfecho. Él lo sabe y también sabe cuándo tiene hambre. Su ingesta de alimentos debe ser equilibrada durante todo el día.
Haz que la hora de la comida sea entretenida
  • Sé creativa: sirve los alimentos en formas y tamaños interesantes para fomentar la curiosidad y el entusiasmo por la comida. Usa cortadores de galletas para cortar los sándwiches en forma de estrella, corazón o animal. Los fideos tornillo o de letras del alfabeto pueden mantenerlo entretenido.
  • Dale vida a las comidas arreglando el plato de tu niño pequeño como si fuera un rostro divertido o ponle nombre a los alimentos. Los trozos de brócoli y coliflor parecen arbolitos: llámalos el "bosque de la diversión". Otra opción es que organices un picnic en tu casa sobre una alfombra y sirvas bocadillos.
  • Trata de no complicarte con el desorden. Es probable que tu hijo coma más si le permites comer solo y hasta jugar con la comida. Por ejemplo, prueba a darle un poco de puré de garbanzos como "pintura" y una zanahoria para que use como pincel y deja que decore su plato mientras come. Usa tu creatividad para que el niño pueda participar y se entretenga cuando come.
 
Permite que tu hijo pequeño participe en sus comidas
La participación de tu hijo en el proceso de comprar, cocinar y elegir lo que quiere comer le dará la oportunidad de expresarse, algo que es muy importante a esta edad.
  • Las tiendas, los mercados y supermercados pueden ser lugares para aprender y explorar; pídele que busque las frutas y vegetales que conoce y felicítalo cuando lo haga bien. Recuérdale mientras las come, qué es lo que él escogió.
  • Si tiene la edad suficiente, deja que tu niño pequeño te ayude a preparar su comida, mezclando los vegetales. Si es demasiado pequeño como para participar plenamente en la tarea de cocinar, siéntalo cerca de ti para que vea y escuche desde su silla mientras le conversas sobre lo que estás haciendo.
  • Los niños pequeños disfrutan de la oportunidad de tomar decisiones, así es que pregúntale qué vegetal le gustaría con su comida o dale a elegir una bebida.
  • Deja que tu niño te ayude a poner los ingredientes en una pizza o el queso rallado en un guiso.
  • Acomoda los palitos de zanahoria, tomates y pimientos para que parezcan una cara en su plato.
  • Deja que tu niño use su propio cuchillo y tenedor para que practique su coordinación, permite que se siente como un adulto y disfrute de su comida.
  • Los batidos de leche con fruta son una excelente manera para que tu niño pequeño coma frutas.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto