Todo lo que quieres saber sobre el trabajo de parto

Las etapas del parto y el nacimiento
El primer parto generalmente toma aproximadamente de 12 a 15 horas, aunque puede tomar más tiempo o terminar dentro de unas pocas horas después que comience el trabajo de parto. Los partos posteriores suelen ser mucho más breves, en alrededor de 8 horas aproximadamente. El parto se divide en tres etapas:
 
La primera etapa del trabajo de parto
Esta suele ser la etapa más larga, ya que el cuello uterino se dilata gradualmente para permitir que tu bebé descienda hacia el canal de parto. El corazón de tu bebé será controlado para confirmar que las cosas están progresando en forma segura. Y si no se ha “roto la fuente” (cuando la placenta suelta el líquido amniótico) tu médico o partera pueden romperla manualmente. Cuando el bebé ha descendido al canal del parto y tienes una abrumadora necesidad de pujar, has entrado en la segunda etapa del trabajo de parto.
 
La segunda etapa del trabajo de parto
Encuentra una posición que sea la más cómoda para ti cuando estés pujando. Por lo general ayuda si estás de rodillas, en cuclillas, o a gatas, posiciones en las cuales la gravedad ayuda a salir al bebé. En general, debes tomar una respiración profunda y pujar cada vez que tienes una contracción, descansando entremedio para conservar tu fuerza. Cuando la mitad de la cabeza del bebé aparece ("el bebé ha coronado"), se te pedirá que trates de pujar con más suavidad a fin de evitar desgarraduras tanto como sea posible. Una vez que ha emergido la cabeza del bebé, el resto de su cuerpo la sigue con bastante rapidez. El cordón umbilical se corta entonces y finalmente puedes tener brevemente a tu bebé en tus brazos antes de que lo lleven rápidamente a limpiar, pesar, medir y revisar sus signos vitales.
 
La tercera etapa del trabajo de parto
Puedes quedar tan emocionada por la alegría de ver a tu bebé recién nacido que es posible que olvides la tercera etapa del parto, que incluye la expulsión de la placenta. Esto puede tomar hasta una hora, y sentirás contracciones a medida que el útero la expulsa, pero las contracciones no son tan intensas como aquellas de las primeras etapas del trabajo de parto. Tu médico o partera examinará la placenta para asegurarse que ha sido expulsada completamente, y entonces podrás descansar y recuperarte y empezar a conocer a esta nueva personita que tienes ahora en tu vida.

Trabajo de parto y nacimiento

Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto