¿Cuáles son los diferentes tipos de parto?

Tus opciones para dar a luz
Al llegar a tu tercer trimestre, tendrás que consultar con tu partera o médico acerca de si es mejor tener un parto natural o un parto por cesárea. Incluso si eliges un parto natural, a veces un parto por cesárea es necesario por razones médicas. Aquí exploramos estos dos tipos de parto.
 
El parto vaginal frente al parto por cesárea
Si has tenido un embarazo saludable sin complicaciones, tu médico probablemente sugerirá que tengas un parto vaginal, llamado también parto normal, ya sea en el hospital o en tu casa con una partera. Existen algunas ventajas al tener un parto vaginal, incluyendo las siguientes:

  • Te recuperarás con mayor rapidez, lo que ayuda a la lactancia materna y a la unión con tu bebé
  • Si decides tener un parto vaginal natural (sin el uso de medicamentos), tendrás más capacidad para dar a luz sin asistencia y tu bebé estará más alerta justo después del nacimiento
  • Si engendras más hijos, tendrás más probabilidades de tener un parto vaginal en el futuro
  • Brinda un fuerte impulso al sistema inmune de tu bebé
  • Es menos costoso, ya que no tendrás que pagar el costo de un cirujano y de un anestesista
     

Sin embargo, a pesar de tus mejores intenciones, un parto vaginal puede que no sea posible debido a la salud de la madre o del bebé, por lo que es importante permanecer flexible y tener un plan de parto alternativo si fuera necesario. El objetivo principal es que la madre y el hijo tengan un parto saludable.
 
¿Qué es el parto por cesárea?
En un parto por cesárea, tu hijo nace a través de una incisión que se realiza en la base de tu vientre. Por lo general, recibirás un anestésico que te adormecerá desde la cintura hasta abajo, se llama anestesia epidural. Esto te permite permanecer despierta durante el parto para que puedas empezar a vincularte de inmediato con tu bebé tan pronto como él o ella nazca. Se realiza una incisión en el útero para que tu bebé pueda ser extraído. Aunque todo el proceso tarda unos 45 minutos en total, el parto propiamente dicho tarda sólo unos 5 minutos.
 
Recuperación de la cesárea
Si has tenido un parto por cesárea, es probable que permanezcas en el hospital durante una semana después de la cirugía. Esto es para que los médicos se puedan asegurar que estás recuperándote correctamente y que no se produzcan complicaciones posteriores. Se te darán analgésicos para las molestias y te alentarán a levantarte y moverte tan pronto como sea posible. Esto aumenta la circulación, ayudando a que tu cuerpo sane más rápidamente. Después de unos días, te quitarán los puntos de sutura. Aunque tendrás una cicatriz de la cesárea a lo largo de la línea del bikini, con el paso del tiempo se hará menos notoria.

Trabajo de parto y nacimiento

Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto