Molestias físicas del embarazo

Aprende a manejar las molestias del embarazo que puedas experimentar
El embarazo es un momento de gran emoción, pero también puede ser un momento en el que experimentes algunas molestias físicas como por ejemplo:

  • Náuseas
  • Mayor frecuencia urinaria
  • Acidez estomacal
  • Estreñimiento
  • Hemorroides
Tu cuerpo está experimentando muchos cambios físicos y el aumento de los niveles hormonales puede traer algunos efectos secundarios. No hay por qué preocuparse ya que la mayoría de estas molestias del embarazo desaparecerán inmediatamente después del parto.
 
Las náuseas del embarazo
Hasta el 75% de las mujeres embarazadas experimenta náuseas y mareos, por lo que es una molestia común durante el embarazo. Tus síntomas de náuseas del embarazo pueden variar, pero por lo general incluyen sentirse mareada o con náuseas y vómitos. Desafortunadamente, no existe una cura conocida para las náuseas del embarazo, pero hay cosas que puedes hacer para aliviar tu malestar.
 
No hay una sola causa de las náuseas del embarazo que haya sido identificada. Los expertos apuntan a una serie de factores, desde los altos niveles de estrógeno hasta las emociones estresantes. El sentido del olfato que provoca las náuseas en algunas mujeres puede ser la manera natural de proteger a tu hijo por nacer de alimentos peligrosos. Encuentra más información y recursos en nuestro artículo sobre las náuseas del embarazo.
 
Acidez estomacal
La acidez estomacal durante el embarazo es resultado de la relajación de los músculos, que se produce de forma natural con el fin de permitir que tu bebé crezca dentro de tu cuerpo. Incluso el músculo en la entrada de tu estómago se relaja, permitiendo que el ácido entre de vez en cuando y cause acidez estomacal. Puede ocurrir en cualquier trimestre. Es típicamente una sensación de ardor en el pecho y la garganta, acompañado de un sabor amargo y ácido en la boca. Es causada por el contenido del estómago que regresa de nuevo a la garganta: el reflujo. Lee más acerca de cómo tratarla en nuestra sección sobre la indigestión y la acidez estomacal durante el embarazo.
 
Mayor frecuencia urinaria
El aumento de los niveles de hormonas relaja todos los músculos de tu cuerpo. Esto dilata tus uréteres y aumenta el flujo de sangre en los riñones en un 50% al final del primer trimestre, lo que produce micción frecuente durante el embarazo. No hay mucho que puedas hacer. Simplemente seguir bebiendo muchos líquidos durante el embarazo, ya que una buena hidratación ayuda a prevenir las infecciones urinarias.
 
Estreñimiento
Hasta el 40% de las mujeres sufre de estreñimiento en el embarazo en algún momento. A medida que los niveles de hormonas aumentan en tu cuerpo, tus músculos, incluyendo los del tracto digestivo, están más relajados en todo tu cuerpo. Esto hace más lento el proceso de la digestión y permite al feto más tiempo para extraer el alimento. Las heces secas son más difíciles de expulsar. Más adelante, el estreñimiento en el embarazo se produce con más frecuencia a medida que tu útero en crecimiento ejerce presión sobre tu recto.

Hay algunas cosas que pueden ayudar a aliviar el estreñimiento del embarazo:

  • Bebe mucha agua, preferiblemente tibia o caliente
  • Come una dieta alta en fibra, con panes y cereales integrales, vegetales y frutas
  • Haz ejercicio con regularidad

Si sientes molestias o dolor debido al estreñimiento durante el embarazo, busca consejos médicos.

Las hemorroides y el embarazo
Las hemorroides son muy comunes entre las mujeres embarazadas. Las hemorroides (también conocidas como almorranas) son vasos sanguíneos inflamados similares a las várices y aparecen en y alrededor del ano y el recto bajo. Muchas hemorroides del embarazo se producen por la misma razón que las várices en las piernas y la vulva. Es la presión del bebé, los cambios hormonales y el aumento de la cantidad de sangre que circula en tu cuerpo. En la zona anal, el estreñimiento y el esfuerzo asociado, a menudo agravan estos problemas. Causan comezón, dolor y sangrado, por lo tanto bebe mucha agua y consume mucha fibra. También asegúrate de hacer ejercicio regularmente.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto