Ecografía

Ecografías
Durante tu embarazo, es posible que se te solicite hacer dos ecografías para estar seguros que tu bebé se está desarrollando bien: una cita para ecografía a las 12 semanas y otra para la ecografía de anomalías a las 20 semanas. Se te podrán realizar ecografías adicionales durante el embarazo si tu médico lo considera necesario.
 
Las ecografías aquí descritas consisten en que el ecografista desplace un dispositivo manual sobre tu abdomen, el cual utiliza ondas sonoras para transmitir una imagen en blanco y negro a una pantalla. Se te puede pedir que te prepares para la ecografía bebiendo mucha agua, ya que una vejiga llena ayuda a empujar el útero hacia adelante, permitiendo ver más detalles.
 
Ecografía inicial del embarazo
Se te puede solicitar una ecografía inicial del embarazo entre las semanas 6 y 10 si tienes antecedentes de aborto espontáneo o embarazo ectópico, o si estás experimentando dolor o sangrado. Esta ecografía comprobará qué tan avanzado está el embarazo, medirá tu bebé y comprobará el latido de su corazón. Una ecografía regular es poco probable que presente una imagen lo suficientemente clara en esta etapa, por lo que se puede realizar usando una pequeña sonda en la vagina.
 
Ecografía del bebé
Una ecografía a las 12 semanas puede permitir que veas por primera vez a tu bebé. Durante esta exploración de 10 minutos, el ecografista tomará medidas para determinar la edad de tu bebé y la fecha de tu parto. El ecografista observará si hay más de un bebé, si hay algunas anormalidades obvias, el estado de tus ovarios y los latidos del corazón de tu bebé.

Puede ser una experiencia emocionante y a veces conmovedora cuando tu bebé aparece ante ti en la pantalla. Es posible que puedas adquirir una copia impresa de la imagen de tu bebé, si tu hospital brinda un servicio de este tipo.
 
Examen de la translucencianucal (NT)
Una exploración de la translucencianucal evalúa el riesgo de tu bebé de tener anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down. La exploración de la nuca suele realizarse entre la semana 11 y 14.

Durante la exploración, se realiza una medición de la "zona de la nuca" en la parte posterior del cuello de tu bebé. El resultado será una probabilidad de anormalidad en lugar de una respuesta definitiva, por lo que puedes necesitar una amniocentesis para confirmar los resultados.
Los resultados de esta prueba pueden llevarte a tomar decisiones difíciles. Tu médico analizará contigo las opciones disponibles para ti.

 

Ecografía a las 20 semanas
Una ecografía por embarazo a las 20 semanas permite un control minucioso del desarrollo de tu bebé. Tu ecografista medirá la cabeza, el abdomen y el fémur de tu bebé para asegurarse que está creciendo y desarrollándose bien. También se la conoce como ecografía de anomalías y dura alrededor de 15 a 20 minutos.

En esta etapa de tu embarazo, deberías poder ver las extremidades y los movimientos de tu bebé, lo cual puede ser un momento emocionante. Tu ecografista también podrá ver el sexo de tu bebé, de modo que indícale si prefieres saberlo o no.

Se estará revisando:

  • El paladar hendido o problemas visibles del cerebro
  • La alineación y el desarrollo de la columna vertebral de tu bebé
  • El tamaño, la forma y los defectos estructurales del corazón de tu bebé
  • Las manos y los pies de tu bebé
  • El estómago, los riñones y la vejiga de tu bebé
  • La posición de la placenta, el cordón umbilical y tus niveles de líquido amniótico
Si la ecografía de las 20 semanas revela algo que requiere de mayor investigación, se te solicitará otro examen y se te referirá a un especialista.
 
Ecografía del crecimiento
Se aconseja estas ecografías durante el embarazo si hay alguna preocupación sobre el crecimiento o el desarrollo de tu bebé.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto