Consejos para una alimentación saludable

Consejos para un embarazo saludable
Cuando estás embarazada es particularmente importante tener una nutrición saludable, tanto para ti como para tu bebé en desarrollo. Sigue leyendo para descubrir los alimentos saludables que puedes comer durante el embarazo y cómo lograr una alimentación saludable.

1. No te preocupes si no puedes comer mucho de ninguna cosa al principio de tu embarazo!
Si solo pensar en comida te induce la sensación de náusea debes saber que no eres la única. Las náuseas del embarazo pueden venir en oleadas, a menudo cuando menos se las espera. Y para algunas personas, la llamada "náusea matinal" sucede en todo momento del día y de la noche. Para la mayoría de las mujeres, desaparecen alrededor del final del primer trimestre. No te preocupes, aunque tu náusea matinal no te permita comer una alimentación variada por un tiempo, no va a perjudicar a tu bebé en las primeras semanas.


Las náuseas son causadas por niveles altos de hormonas en la sangre, lo cual es una señal que tu embarazo se está desarrollando bien. Así que si estás sufriendo con este problema, lee sobre nuestros consejos para las náuseas del embarazo y ten confianza en que vas a comer bien y sentirte mejor muy pronto.

2. Come muchas frutas y vegetales
A pesar que casi todo el mundo está consciente que las frutas y vegetales son buenos para nosotros, ahora tienes una razón más para agregar más de todo eso a tu alimentación. No sólo son buenos alimentos para ti, sino que también son importantes para tu bebé, porque las frutas y vegetales están llenos de nutrientes que promueven el crecimiento saludable.

Trata de comer un arco iris de vegetales de colores diferentes, ya que esto asegurará que recibas una buena mezcla de potentes vitaminas y fito-nutrientes de los que tú y tu bebé pueden beneficiarse. Considera agregar algunas frutillas o fresas en rodajas a tu avena, mezclar un puñado de moras azules con yogur para un refrigerio a media mañana y complementa el sándwich de tu almuerzo con tomates rojos maduros y hortalizas frescas de color verde.

3. Sigue tomando los suplementos de ácido fólico
Si has estado tomando una tableta de ácido fólico, mientras tratabas de concebir, no te detengas una vez que estés embarazada. Los médicos aconsejan tomar ácido fólico por lo menos hasta el cuarto mes de embarazo para ayudar con el crecimiento sano de la médula espinal y el cerebro de tu bebé; y si este embarazo es una sorpresa, entonces simplemente comienza a tomar el ácido fólico tan pronto como sea posible y continúa tomándolo hasta el cuarto mes. Conoce más acerca de esta importante vitamina en nuestro artículo sobre el ácido fólico en el embarazo.

4. Bebe mucho líquido
Agua, leche, jugos de fruta fresca y cantidades limitadas de té y café, pueden contribuir a mantener un buen nivel de líquidos durante el embarazo. A medida que tu embarazo progresa, el volumen de tu sangre aumentará. Este aumento de volumen requiere que bebas un poco más líquido de lo habitual, así que asegúrate de hacerlo con regularidad, sin esperar a tener sed. Llena una botella con agua fresca cada mañana y consérvala cerca durante el día.

5. No comas por dos… ¡Come el doble de bien!
Aunque el dicho es bien sabido, no es realmente necesario "comer por dos". Lo importante es mantener una nutrición saludable durante el embarazo. Esto significa sustituir alimentos procesados por alimentos frescos y naturales y olvidarse de aquellos alimentos con alto contenido de azúcar, sal y grasas poco saludables. Para saber más, lee nuestro artículo sobre no comer por dos durante el embarazo.
​​​

Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto