Alimentos nutritivos

¿Cómo comer sano durante el embarazo?
Cuando estás embarazada, el desarrollo saludable de tu bebé depende de los nutrientes que tu alimentación proporciona. Por lo tanto, es comprensible que muchas futuras mamás van a querer incluir tantos nutrientes como sea posible en su dieta, eligiendo los alimentos adecuados. Muchas personas creen que los "súper alimentos" proporcionan mayor cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes que los alimentos regulares, pero en realidad, una dieta para el embarazo saludable simplemente asegura que comas una amplia variedad de alimentos, que es lo que cuenta.
 
Súper alimentos: Algunos de los mejores alimentos para el embarazo
Algunos súper alimentos comúnmente citados incluyen:
  • Bayas como los arándanos
  • Granadas
  • Algas
  • Brotes de trigo
  • Aguacates
El término "súper alimento" no tiene ninguna base científica real, aunque la mayoría de los alimentos que se denominan "súper" se consideran ricos en antioxidantes como la vitamina C. Muchos expertos en nutrición están de acuerdo en que, a pesar que algunos alimentos contienen más nutrientes que otros, es importante que comamos una variedad de alimentos para asegurarnos de obtener una dieta equilibrada.
 
Una alimentación saludable durante el embarazo
La única manera de asegurarte que estás recibiendo los nutrientes suficientes que tu bebé necesita es mediante la inclusión de una amplia gama de alimentos en tu dieta en el embarazo.
 
Éstos son sólo algunos de los alimentos buenos para el embarazo que debes incluir en tu dieta, junto con sus beneficios:
  • El pescado graso – una fuente de ácidos grasos esenciales omega-3, vitales para el funcionamiento celular, el cerebro y el desarrollo de los ojos.
  • Los huevos – una buena fuente de proteínas, así como de hierro y vitamina B12.
  • Semillas de girasol – estupendas para picar, no sólo son una fuente de ácidos grasos omega-3 y omega-6, también están llenas de magnesio, vitaminas A, B, D, E y K, calcio, hierro, potasio y zinc.
  • Yogur – prefiere las variedades bajas en grasa. Estas contienen igual cantidad de calcio que las versiones altas en grasa.
  • Pan integral – una buena fuente de fibra, vitaminas B y carbohidratos de liberación lenta.
  • Cereal fortificado para el desayuno – una buena fuente del importante ácido fólico (una vitamina B), y hierro.
  • Camote – lleno de calcio, vitaminas C y A, y beta-caroteno.
  • Brócoli – rico en ácido fólico, calcio y magnesio, que son esenciales para el desarrollo óseo.
  • Albaricoques o damascos secos – un delicioso bocado dulce que recarga tus reservas de hierro y proporciona ácido fólico, potasio, calcio y magnesio.
  • Bananas – proporcionan potasio y ayudan a mantener un equilibrio saludable de los líquidos.
  • Fresas – una deliciosa manera de obtener vitamina C. Incluirlas en el postre te ayudará a absorber cualquier hierro que hayas comido recién.
  • Agua – es esencial para que tú y tu bebé se mantengan hidratados, y te ayudará a prevenir la cistitis y el estreñimiento.
 
Como se puede ver, algunos de los alimentos que comemos todos los días son tan beneficiosos como los llamados "súper alimentos" y cuando se combinan con abundante agua y mucho descanso, tú y tu bebé se beneficiarán al incluirlos en su dieta. Para saber más al respecto, puedes leer nuestro artículo sobre lo que se considera una dieta de embarazo saludable.​​​
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto