Las deposiciones o heces del bebé

Las heces del bebé reflejan la etapa de desarrollo de tu bebé
Aunque no es un tema muy agradable, el color y la consistencia de las heces de tu bebé pueden decir mucho sobre el estado de salud y el grado de desarrollo de tu bebé. Durante los primeros días después del nacimiento, las heces de tu bebé van a ser de color verde-negruzcas y pegajosas, lo que se llama "meconio". Este se compone de líquido amniótico, moco y todo lo que tu bebé ingiere mientras está en el vientre materno. Cuando comiences la lactancia materna, el color de las heces de tu bebé cambiará a un color amarillo brillante o mostaza, tendrá una consistencia un poco floja y olerá un poco dulce. Si cambias a la alimentación con biberón, o cuando empieces a introducir alimentos sólidos, las heces de tu bebé comenzarán a verse y oler más como las de un adulto.
 
Deposiciones anormales del bebé
Estreñimiento
Si tu bebé se esfuerza y está irritable y parece estar luchando para evacuar y las deposiciones son pequeñas y secas, similar a los excrementos de un conejo, tu bebé puede estar estreñido. Seguramente necesita más líquidos, o tal vez ha tenido un cambio en la dieta. Para mayor información, lee nuestra sección sobre el estreñimiento del bebé.
 
La diarrea en el bebé
A pesar que las heces de un bebé tienden a ser suaves, sobre todo en los primeros días, si las heces son líquidas, explosivas, o tu bebé comienza a evacuar a menudo, esto indica que tiene diarrea. Podría ser debido a un virus estomacal, por comer demasiada fruta, o tu bebé puede tener una alergia o intolerancia a un alimento. Encuentra más información en nuestra sección sobre la diarrea infantil.
 
Heces verdes
Una de las principales razones de las heces de color verde es que el bebé está recibiendo demasiada lactosa, que es la leche que primero sale del seno durante la lactancia. Esto es común en los bebés que se alimentan poco, pero con frecuencia. No olvides permitir que tu bebé termine de alimentarse de un pecho completamente antes que cambies al otro para asegurarte que el bebé esté obteniendo la última leche completa del seno, que tiene menos azúcar.

Heces muy pálidas
Si las heces son muy pálidas o de color blanco tiza, tu bebé puede tener un problema del hígado. La ictericia es muy común en los recién nacidos, lo que puede hacer que el color de las heces sea pálido y generalmente desaparece en un par de semanas. Consulta a tu pediatra si dura más de 2 semanas.
 
Sangre en las heces del bebé
Esto es muy probable que se deba a los efectos del estreñimiento. El esfuerzo puede provocar pequeñas fisuras que se desarrollan en la piel alrededor del ano de tu bebé, causando un ligero sangrado. Consulta siempre a tu pediatra si encuentras algún rastro de sangre en las heces de tu bebé.
 
Toma contacto con tu pediatra si detectas alguna anomalía en las heces de tu bebé o tienes alguna inquietud al respecto.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto