Estreñimiento en el bebé

Estreñimiento en el recién nacido
El estreñimiento en los recién nacidos es bastante frecuente. Muchos factores pueden influir en los intestinos de tu bebé. Es importante saber cuándo tu bebé está sufriendo de estreñimiento (y no está sólo arrugando su rostro, se pone colorado y hace esfuerzos para evacuar, lo cual es bastante normal) para que puedas ayudar a tu bebé a lograr movimientos intestinales normales.
 
Las señales de estreñimiento en los bebés
Lo que determina si el bebé está sufriendo de estreñimiento es el tamaño y la consistencia de las heces en lugar de la frecuencia de los movimientos intestinales. Muchos bebés sanos pueden pasar hasta tres días sin evacuar. Si tu bebé está estreñido, las heces serán pequeñas, secas y duras, o quizás inusualmente grandes. El paso de estas heces puede causar esfuerzo o dolor, puede haber restos de sangre, y tu bebé puede llorar. El estreñimiento también puede causar pérdida del apetito, malestar y particularmente gases o heces que huelen mal. También puede suceder que tu bebé comience a rechazar totalmente la comida.
 
¿Qué causa el estreñimiento en los bebés?
Un cambio de alimentación, deshidratación o una enfermedad leve como un resfriado pueden llevar a un recién nacido al estreñimiento, pero en muchos casos, es difícil determinar la causa exacta. El estreñimiento en los bebés alimentados con leche materna es menos frecuente, ya que la leche materna es más fácil de digerir que la leche de fórmula.
 
¿Cómo ayudar a un bebé estreñido?
  • Aumenta la ingesta de líquidos de tu bebé. Si estás alimentando a tu bebé con biberón, puedes darle agua hervida enfriada para beber entre las tomas.
  • Si tu bebé parece estar relajado y cómodo, utiliza un poco de aceite de bebé para masajear suavemente su barriguita en el sentido de las manecillas del reloj, hacia la derecha.
  • Mueve las piernas de tu bebé con el movimiento de andar en bicicleta para aflojar cualquier obstrucción.
  • Un baño caliente puede estimular el movimiento intestinal. Después, aplica un poco de crema o vaselina en el ano una vez seco, para aliviar y prevenir el dolor.
  • Si utilizas leche de fórmula, asegúrate de seguir las instrucciones del envase. Usar demasiado polvo hará que la fórmula quede demasiado concentrada.
Si estás preocupada acerca de las evacuaciones intestinales de tu bebé, consulta a tu pediatra.
 
Fórmula para el bebé con estreñimiento
Si tu bebé ha sido diagnosticado con estreñimiento y lo alimentas con biberón, podrías probar una fórmula infantil con prebióticos agregados, que ayudan a ablandar las heces del bebé. Una fórmula confort  con proteínas de la leche que hayan sido parcialmente desglosadas (parcialmente hidrolizadas) es más suave y más fácil de digerir para tu bebé que la fórmula regular.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto