Deficiencia de hierro

¿Por qué tu bebé necesita hierro?
El hierro es esencial para la producción de hemoglobina (la parte que transporta el oxígeno de los glóbulos rojos de la sangre) y para el desarrollo del cerebro. Se necesita más hierro durante los estirones de crecimiento, sobre todo entre los 9 y 24 meses y, a veces los bebés no reciben lo suficiente para mantener el ritmo. Una deficiencia de hierro puede causar que tu bebé desarrolle anemia, lo que puede afectar su nivel de energía y la capacidad de aprender habilidades fundamentales.
 
Los síntomas de la deficiencia de hierro
Las señales de que tu bebé presenta una deficiencia de hierro pueden incluir piel pálida, cansancio inusual, latidos rápidos del corazón, irritabilidad, dolor o inflamación de la lengua, pérdida de apetito y uñas quebradizas. Sin embargo, muchos bebés con anemia no muestran ningún síntoma en absoluto.
 
Alimentos ricos en hierro para el bebé
Es muy poco probable que los bebés que lactan exclusivamente con leche materna tengan deficiencia de hierro, ya que el hierro en la leche materna tiene una tasa de absorción más alta que la leche de fórmula u otros alimentos. Una vez que comienza la alimentación con biberón o la alimentación de sólidos, tu bebé podría necesitar comer más alimentos ricos en hierro. Si es posible, alimenta a tu bebé con alimentos ricos en hierro, como carne roja, pollo y pescado. Muchas hortalizas de hoja verde, las nueces, frijoles y otras legumbres, los frutos secos, huevos y cereales fortificados también contienen hierro, aunque este hierro no se absorbe tan fácilmente como el de los productos de origen animal.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto