¿Cómo extraer y conservar la leche materna?

¿Cómo extraer la leche materna?
Si estás volviendo a trabajar o si tienes que estar lejos de tu bebé durante largos períodos, de todas maneras puedes proporcionar a tu bebé los beneficios de la leche materna​​, incluso cuando no estás disponible para la lactancia materna, mediante la extracción de tu leche materna. Esto también permite que tu pareja u otros miembros de la familia participen en la alimentación del bebé.

Si has tratado de extraer tu leche antes, sin obtener mucha leche, no necesariamente se debe a que tu producción de leche sea baja. Las sensaciones que provocan el extractor de leche y la extracción manual son diferentes a la succión de tu bebé, por lo que se necesita un poco de práctica para acostumbrarse a la extracción de leche del seno. Los siguientes métodos pueden ser utilizados, con el fin de aumentar la facilidad y eficacia: extraer a mano, con un extractor manual y con extractor eléctrico o doble.

Lo mejor es no extraer la leche hasta que se haya establecido tu producción de leche (de 4 a 6 semanas), ya que darle biberón en los primeros días puede conducir a la confusión en el bebé respecto del pezón.

¿Cuándo extraer la leche materna?
En general, una vez que tu suministro de leche se ha establecido, puedes comenzar a extraer la leche materna. Sin embargo, si no puedes amamantar a tu recién nacido debido a que tu bebé es prematuro o está enfermo, entonces extrae tu leche de 8 a 10 veces al día durante 10 a 15 minutos, aumentando la duración cuando tu leche se presenta.

Si la lactancia materna se ha establecido, entonces es mejor extraerte la leche en las mañanas después de la primera toma de tu bebé, ya que entonces los senos por lo general están más llenos de leche. Por la noche se tiende a producir menos leche.

¿Cómo conservar la leche materna?
Puesto que has dedicado tiempo y esfuerzo para extraer tu leche materna, aquí hay algunos consejos sobre el almacenamiento de la leche materna para asegurarte que este importante alimento continúe siendo seguro de consumir para tu bebé: 
  • Recuerda lavarte las manos para evitar cualquier tipo de contaminación bacteriana.
  • Conserva tu leche materna en cantidades de 60 a 120ml para evitar el desperdicio de la leche materna.
  • La leche extraída que es conservada en un recipiente cerrado a temperatura ambiente, es apta para el consumo durante un máximo de 8 horas.
  • La leche extraída puede ser conservada en el refrigerador durante 3 a 5 días.
  • La leche materna se puede conservar en el congelador del refrigerador hasta por 3 meses, y en un congelador durante 6 meses (revisa las pautas específicas de tu propio congelador (o “freezer”).
  • Es preferible etiquetar la leche extraída con fecha y hora y utilizarla ordenadamente, la más antigua primero.
  • Una vez descongelada en el refrigerador, tienes hasta 24 horas para utilizarla.
  • Una vez descongelada, debe ser utilizada o desechada. La leche materna no puede refrigerarse de nuevo, de ahí la importancia de la congelación en cantidades más pequeñas.
¿Cómo calentar la leche materna?
La mejor manera de calentar la leche materna es colocar el biberón en un recipiente con agua caliente, durante no más de 15 minutos. Una vez que el biberón se calienta completamente, agítala para asegurarte que la temperatura sea uniforme. La temperatura ideal para la alimentación con leche materna extraída es la temperatura ambiente.

No se aconseja calentar la leche materna en el microondas, ya que ese procedimiento puede causar la pérdida de algunas de las propiedades beneficiosas de la leche materna.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto