Estimulación temprana para bebés

Los beneficios de la estimulación temprana para el bebé
El masaje es bueno para ti y tu bebé. Es una actividad agradable que fortalece el vínculo emocional y deja a ambos una sensación de tranquilidad y relajación. También es bueno para el bienestar físico de tu bebé. Puede ayudar a la respiración, a estimular el sistema inmunológico, ayuda a la piel a deshacerse de sus desechos y toxinas, ayuda a la digestión, tonifica los músculos y ayuda a tu bebé a dormir.

Consejos para masajear al bebé
Masajea a tu bebé solo cuando se encuentra en buen estado de salud y tú te sientes bien y relajada. Es mejor dar masajes al menos una hora y media después de una toma, de modo que tu bebé habrá digerido su comida y no sentirá hambre. Asegúrate que la habitación esté en silencio y cálida. Usa ropa cómoda y lávate bien las manos antes de comenzar. Un masaje debe durar unos 10 minutos.

Frota un poco de crema de masaje o aceite entre tus manos para calentarlas y empieza por las piernas del bebé, masajea suavemente la piel en pequeños círculos. Sigue masajeando hacia arriba de las piernas de tu bebé y masajea el pecho y el abdomen moviendo tus manos desde el centro hacia afuera, como alisando las páginas de un libro. Después masajea las manos de tu bebé, los brazos, hasta los hombros.

No des masajes en los siguientes casos:
  • Hasta después del primer control completo de salud de tu bebé (alrededor de 6 a 8 semanas después del nacimiento)
  • Hasta que pase una semana después de cualquier vacunación
  • Si tu bebé está tomando medicinas
  • Si tu bebé tiene la piel erosionada, alguna erupción cutánea o infección de la piel
  • Si tu bebé tiene problemas en las articulaciones o los huesos
  • Si tú tienes la piel áspera o una infección de la piel

Cuidados del bebé

Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto