Alergias e intolerancias alimentarias en bebés

¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene alergia?
A medida que le das cada nuevo alimento sólido, te darás cuenta sin ninguna duda cuáles alimentos agradan y cuáles desagradan a tu bebé. Sin embargo, también es importante buscar cualquier señal de una alergia o intolerancia. Lo mejor es presentar los alimentos potencialmente problemáticos en forma gradual de modo que puedas observar la reacción de tu bebé hacia ellos.
 
Cuando recién comienzas el proceso de destete, lo mejor es alimentar al bebé con alimentos que es poco probable que causen alergias, como el arroz, manzanas y peras. Puedes probar introducir alimentos más alergénicos en torno a los 6 meses, idealmente en conjunto con la lactancia materna. Las alergias son más comunes en los bebés que en los adultos, pero todavía sólo afectan de un 7% al 8% de los niños durante la primera infancia, y muchas alergias, como la alergia a la leche de vaca, desaparecerán cuando el bebé crezca.
 
Síntomas de alergias alimentarias en bebés
Cabe señalar que una alergia es diferente a una intolerancia. Considerando que una alergia implica una reacción exagerada del sistema inmunológico, una intolerancia a la lactosa, por ejemplo, se produce cuando el cuerpo es físicamente incapaz de digerir la lactosa. Los síntomas más comunes de una alergia alimentaria son los siguientes:
  • Hinchazón de los ojos y los labios
  • Diarrea, vómitos y, a veces estreñimiento
  • Jadeos, una nariz que moquea, enrojecimiento de los ojos y estornudos
  • Picazón, urticaria y eczema
Dificultad al respirar y una caída en la presión arterial pueden ser signos de anafilaxia, que exige atención médica inmediata, pero, afortunadamente, este tipo de reacción alérgica grave es poco frecuente.
 
Alimentos que causan alergias
Algunos alimentos son más propensos a causar una reacción alérgica que otros. Estos alimentos incluyen los siguientes:
  • Alimentos basados en el trigo y otros alimentos que contienen gluten
  • La leche de vaca
  • Huevos
  • Pescados y mariscos
  • Maní
  • Nueces
  • Semillas
Si te preocupa que tu bebé pueda desarrollar una alergia alimentaria, es una buena idea presentar los alimentos mencionados anteriormente uno a la vez, y empezar con sólo una pequeña cantidad - aunque ninguno de estos alimentos se le debe ofrecer de ninguna manera antes de los 6 meses de edad.

La alergia al maní
Si tu bebé ya ha sido diagnosticado con una alergia, tales como una alergia alimentaria o eczema, o si hay antecedentes de alergia en la familia inmediata, entonces tu bebé tiene mayor riesgo de desarrollar una alergia al maní. Conversa con tu médico antes de darle por primera vez a tu bebé, maní o alimentos que contengan maní.
 
Si tu bebé no ha sido diagnosticado con algún tipo de alergia y no hay antecedentes de alergia en la familia inmediata, puedes optar por dar a tu bebé maní o alimentos que contienen maní después de los 6 meses de edad. Pero recuerda aplastarlos - nunca se debe dar maní o nueces enteras a los niños menores de cinco años, ya que representan un riesgo de asfixia.
 
Presta mucha atención cuando ofrezcas maní a tu bebé por primera vez. Debes estar atenta ante cualquier reacción alérgica. Si crees que tu hijo está teniendo una reacción alérgica, acude inmediatamente al médico.
 
¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene alergia?
Si tu bebé reacciona ante cualquier comida que ha ingerido, lleva a tu bebé a tu médico, quien podrá diagnosticar el problema y te aconsejará sobre cómo manejar la alergia o la intolerancia. Si tu bebé es diagnosticado con una alergia o intolerancia, puede tomar tiempo familiarizarse con los alimentos que puede y no puede comer. Hasta entonces, siempre lee las etiquetas - las leyes de etiquetado de alimentos están ahí para ayudar a identificar los alimentos que contienen alérgenos potenciales.
 
Rol de la leche materna en la prevención de la alergia
Los expertos coinciden en que los compuestos que se encuentran en la leche materna proporcionan apoyo natural al sistema inmunológico, protegiendo a los lactantes contra las alergias en desarrollo. Estos incluyen compuestos tales como oligosacáridos prebióticos, nucleótidos y otros componentes funcionales. De manera tal que la lactancia materna o la alimentación con leche materna extraída y tomada de un biberón por lo menos durante los primeros 6 meses de vida de tu bebé puede ayudar a evitar que tu bebé desarrolle alergia.

Alergias

Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto