Una dieta balanceada para el niño pequeño

Dieta balanceada para niños pequeños
Una dieta variada y nutritiva para el niño pequeño y los buenos hábitos alimenticios son esenciales para el crecimiento y un desarrollo saludable. Los primeros años de vida son un periodo de rápido crecimiento y desarrollo y su gran nivel de actividad implica requerimientos nutricionales específicos para que pueda satisfacer sus necesidades.
 
Una dieta balanceada para niños pequeños se compone de los mismos grupos de alimentos que necesitan los adultos, pero en diferentes proporciones:
  • Alimentos con almidón: como el pan (mezclando pan integral y pan blanco), panqueques, panecillos salados, cereales, arroz, fideos y papas, proporcionan energía. Dale a tu hijo una porción en cada comida, o como un refrigerio, y que sea un total de cuatro por día.
  • Frutas y vegetales: proporcionan vitaminas, minerales y fibra, y la variedad de color brinda diferentes nutrientes. Trata de darle de 2 a 4 porciones al día incluyendo frutas y vegetales en cada comida y como refrigerios.
  • Productos lácteos: como la leche para niños pequeños, el queso, el yogur y otros alimentos lácteos proporcionan calcio y proteínas. Tu niño debe consumir tres porciones de productos lácteos por día (preferible los no descremados, de grasa entera si tu niño es menor de 2 años de edad).
  • Carne, pescado y aves, huevos y legumbres como frijoles, lentejas y garbanzos: proporcionan a tu niño hierro, proteínas y grasas omega-3 que son esenciales para su desarrollo. Debe consumir dos porciones pequeñas al día. Los alimentos procesados y precocidos como “nuggets" de pollo, salchichas, hamburguesas, pescado apanado son más bajos en proteínas y, a menudo más altos en grasa y sal, por lo cual se debe minimizar su consumo.
  • Alimentos ricos en grasa y azúcar: como aceites, mantequilla, pasteles y galletas deben utilizarse con moderación o como golosinas. A pesar que proporcionan energía, contienen cantidades relativamente pequeñas de vitaminas y minerales. Si bien estos alimentos pueden ser ocasionalmente incluidos en la dieta de tu niño, no los utilices para reemplazar ninguno de los otros grupos de alimentos.
  • Asegúrate de ofrecer a tu niño pequeño de 6 a 8 vasos o tazas de líquido al día: El agua y la leche de crecimiento son las mejores bebidas, ya que son las más beneficiosas para los dientes. Acostumbra a tu hijo a beber agua con regularidad durante todo el día.
No te preocupes mucho si tu niño no come todos esos alimentos todos los días. Simplemente trata de lograr un equilibrio cada semana.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto