El sueño durante el embarazo

Los problemas del sueño durante el embarazo
El tercer trimestre puede ser un momento difícil en términos del cansancio y del sueño. Es bastante común que igual que otras mujeres embarazadas te despiertes muchas veces durante la noche, y no sólo porque tienes que orinar con más frecuencia. Tu cuerpo puede experimentar dolores y molestias que te despiertan. Llevar ese vientre abultado en frente de ti, te obliga a cambiar tu postura y podrías tener dolor en la parte baja de la espalda. Tus ligamentos se están ablandando en su preparación para dar a luz y eso puede ser incómodo, sobre todo en la zona pélvica.
 
Quizás comiences a roncar, o ronques con más frecuencia a medida que tus fosas nasales se hinchan y hacen más difícil la respiración. Si te comentan que roncas muy fuerte, consulta a tu médico ya que puede interferir con la respiración adecuada. Puedes ser despertada por calambres en las piernas o por movimientos involuntarios, lo que se conoce como Síndrome de Piernas Inquietas. Se cree que estos movimientos son causados por desequilibrios en los micronutrientes y tiende a desaparecer después del parto.
 
La falta de sueño puede hacerte más susceptible a los resfriados, otras enfermedades y la depresión. Así que sigue leyendo y encontrarás algunas maneras que te ayudarán a superar la falta de sueño durante el embarazo.
 

Maneras de dormir durante el embarazo
No hay métodos 100% garantizados para conseguir una buena noche de sueño, incluso cuando no estás embarazada. Pero existen formas experimentadas y comprobadas que les han funcionado a muchas mujeres. Utiliza los siguientes consejos para ayudarte a dormir mejor durante el embarazo:

  • Duerme sobre el lado izquierdo. Esto permite un mejor flujo de sangre al feto y hacia tu útero y riñones. Trata de evitar acostarte de espalda y boca arriba durante períodos de tiempo prolongados.
  • Prueba usar almohadas de embarazadas para apoyar tus piernas y espalda.
  • Si estás experimentando calambres en las piernas, asegúrate de evitar las bebidas carbonatadas o con gas.
  • Si no puedes dormir, no te acuestes en la cama para obligarte a dormir. Levántate y lee un libro, escribe en tu diario o toma un baño caliente.
  • Si tienes calambres en las piernas, estira la pierna y flexiona el pie hacia arriba. Relájate.
  • Permanece despierta y duerme en horarios regulares. Esto te ayudará a regular tu reloj biológico y a entrenar tu cuerpo para el sueño y la vigilia en determinados momentos. Durante el embarazo, es posible que necesites más de las típicas 7 a 9 horas de sueño que la mayoría de las personas necesita.
  • Trata de reducir al máximo el consumo de cafeína. El exceso de cafeína afecta el sueño, y puede valer la pena restringir tu consumo solo a la mañana o temprano en la tarde como muy tarde. Evita las comidas abundantes o líquidos cerca de la hora de acostarte. Algunas mujeres embarazadas hacen de su cena la comida más ligera del día para evitar molestias durante el sueño.
  • Trata de no hacer ningún ejercicio vigoroso demasiado cerca de la hora de acostarte. Disfruta de algo relajante como un baño caliente o una bebida caliente.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto