Alimentación saludable durante el embarazo

Alimentación saludable durante el embarazo
Una alimentación saludable durante el embarazo es importante, ya que las vitaminas y los minerales pasan de ti a tu bebé, a través de la placenta. Disfrutar de una dieta saludable y balanceada garantizará que tu bebé reciba los nutrientes que necesita para crecer sano y fuerte, desde antes de nacer.
 
Hacer pequeños cambios en tu dieta diaria los beneficiará a ambos. Incluso si siempre has comido saludablemente, hay algunos alimentos que se deben evitar durante el embarazo.
 
Las náuseas y vómitos durante los primeros meses del embarazo pueden dificultar el mantener una dieta saludable, pero si estás ingiriendo una dieta bien equilibrada y tomas vitaminas prenatales, deberías estar recibiendo nutrientes suficientes para que tú y el bebé estén saludables hasta que las náuseas desaparezcan.
 
Consejos para una alimentación saludable durante el embarazo
  • Agrega porciones adicionales de frutas y verduras, cereales integrales y frejoles para aumentar tu consumo de fibra.
  • Asegúrate de estar recibiendo suficientes vitaminas y minerales. Agrega a tu dieta un suplemento prenatal de ácido fólico y multivitaminas.
  • Buenas fuentes de vitamina C para agregar a tu dieta son los pimientos rojos, naranjas, fresas, kiwi, brócoli, col rizada, coles de Bruselas, coliflor y tomates.
  • Bebe al menos 2 litros de agua al día, junto con líquidos adicionales, tales como leche baja en grasa, jugos de frutas frescas y sopas.
  • No tomes más de 2 tazas de café o té al día.
  • Trata de comer una porción de pescado graso y una porción de pescado blanco a la semana (pero evita el tiburón, pez espada y el picudo o marlín).
  • Usa los aceites vegetales con moderación, excepto el aceite de oliva, que se puede utilizar libremente para cocinar y aderezar ensaladas.
  • Los alimentos procesados y en conserva pueden contener altos niveles de sal y aditivos, de modo que evítalos lo más posible.
  • Los dulces, papas fritas, pasteles, galletas, aceites y azúcar no ofrecen ningún valor nutricional real, – sólo calorías adicionales – por lo que será mejor guardarlos para ocasiones especiales o reemplazarlos por alternativas más saludables. Abstenerse ahora, hará más fácil después recuperar tu figura anterior al embarazo.
Sino sientes que estás comiendo lo suficiente de un grupo de alimentos en particular y estás preocupada de que te falten vitaminas, minerales u otros nutrientes, consulta con tu doctor, quien podrá orientarte y recomendarte un suplemento bueno y seguro para mujeres embarazadas.
​​​​​​
Follow us!
X