Dentadura de los bebés: los primeros dientes

Aparición de los primeros dientes del bebé
A la mayoría de los bebés le empieza “a salir los dientes” alrededor de los 6 meses, aunque no es raro ver un primer diente a los 3 meses y algunos bebés incluso pueden nacer con dientes, aunque no es común. A otros bebés les puede tomar un poco más de tiempo, pero si a tu hijo no le han comenzado a salir sus primeros dientes en la época de su primer cumpleaños, lo mejor es informárselo a tu pediatra.
 
Causa del dolor en las encías
A medida que crecen los dientes de tu bebé, sus bordes superiores son empujados a través de las encías, lo cual es a menudo incómodo. Las sensaciones poco familiares de la aparición de los primeros dientes (dentición) con frecuencia son las que más causan inquietud e irritabilidad. La salida de los molares puede ser un momento particularmente difícil también debido a su mayor tamaño.
 
Señales que al bebé le están saliendo los dientes
El malestar de la dentición puede comenzar antes que un diente sea visible. Los siguientes síntomas son comunes durante la dentición:
  • Exigir más atención y llorar más por la noche
  • Mejillas enrojecidas, sonrosadas
  • Una temperatura ligeramente alta (inferior a 39° C)
  • Encías rojas, inflamadas
  • Babear más de lo habitual
  • Masticar sus manos u otros objetos
  • Exigir más alimentos
  • Rechazar los alimentos debido a que sus encías le duelen
  • Menor apetito de lo habitual
  • Patrones de sueño anormales
Frotar suavemente gel especial en las encías de tu bebé puede ayudar a aliviar el malestar de tu bebé en esta etapa en que le aparecen sus primeros dientes. Los juguetes de caucho especiales para morder, también pueden proporcionar algún alivio, especialmente los diseñados para ser enfriados en la refrigeradora. Si tu bebé está babeando, asegúrate de mantenerlo bien hidratado con agua adicional. Una crema protectora en su barbilla, el cuello y el pecho puede impedir la inflamación que se produce por un exceso de baba. Para los dolores leves, un abrazo reconfortante o un juguete interesante pueden resultar suficientes para alejar su atención de las sensaciones de la dentición. Tu pediatra también puede recomendar un calmante infantil para el dolor como paracetamol o ibuprofeno. Sin embargo, debes preguntarle cuantas pastillas puedes darle como máximo a la semana.
Follow us!
X
Al utilizar el sitio web de Nutricia Club, acepta el uso de cookies. Puede encontrar más información en nuestra declaración de privacidad. Acepto